Yakuza, mafia japonesa

Mafia japanese. Crimen organizado al estilo nipón: jerárquico y siempre respetando el concepto de “lealtad” dentro del mismo grupo.

Yakuza (ヤクザ). Siempre tuve mucha atracción frente a todo este submundo que existe en Japón. Debe ser por la cantidad de películas, series o anime que habré visto durante mi infancia. Lo que más me llama la atención es la convivencia pacífica que existe entre los yakuza con los japoneses. Es posible ver caminando un mafioso en las calles más transitadas de Ginza sin ningún problema.

marukin_at_sanja_matsuri_3
Imagen de wikipedia.org

¿Cómo es posible? Dentro de la política japonesa los yakuza no son ilegales. Hoy en día hay en Japón más de 3.000 clanes con un total de 100.000 miembros. Para las autoridades niponas ellos son una especie de “fuerzas antisociales”; pero en vida real son un grupo “al margen de la ley”. Los yakuza son dueños de empresas privadas, cuentan con sus propias oficinas y tarjetas de negocios. La mayoría de ellos tienen vínculos con miembros de la política.

Los yakuza comienzan a crearse a finales del siglo XIX y principio del XX, cuando Japón abre sus puertas al extranjero en el periodo Meiji. Antes de esta apertura, Japón vivía en el periodo Edo: una época feudal llena de samuráis. Tengo otra afición sobre los samuráis y su representación en la historia, me encanta.

Cuando el periodo Edo finaliza, miles de samuráis quedan sin sus “amos” o señores “feudales” y se convierten en “ronin (mercenarios ambulantes). Muchos de ellos comienzan a organizarse en bandas dedicadas a los negocios ilegales en Japón.

La palabra yakuza proviene de “ya (ocho), ku (9) y sa (3), que suman 20. Este número es una jugada perdedora en el juego de cartas hana-fuda (花札)”. La mayoría de las organizaciones utilizan el código Bushido deformado como base de sus principios (código samurái).

hanafuda

Todo el clan se considera una familia donde se profesa la fidelidad absoluta a la banda, el ultranacionalismo, la obediencia al mayor rango y su estricto y brutal código de honor”. Tienen una especie de adoctrinamiento por medio de un sistema Senpai-kōhai u Oyabun-kobun. Oyabun-Senpai es el rol del padre; mientras que el kobun-kohai, es el hijo.

El kohai debe jurar lealtad al Senpai por medio de una ceremonia de iniciación. En caso de decepcionar a su superior reciben como castigo la mutilación del dedo meñique (“lo mismo hacían los samuráis”). Aún perdura este ritual de amputación en la actual mafia nipona.

646px-Japan-Yakuza-Sanja_Matsuri-01.jpg
Imagen de wikipedia-org

Otro de los rasgos destacables de los yakuza son sus tatuajes. Los dibujos permanentes en la piel representan la jerarquía dentro del clan al que pertenecen. También utilizan muchos íconos de la mitología nipona y cultura samurái. Muchos de ellos tienen casi todo el cuerpo tatuado, pero prefieren ocultarlo en vez de mostrarlo.

Por esta razón, casi siempre las reuniones las realizan dentro de los onsen (温泉: saunas) cubiertos únicamente con una toalla sin ninguna arma de defensa. Encontré un video realizado por The Economist el cual explica muy bien la mafia nipona:

¿Cómo obtienen su financiación? Después de la Segunda Guerra Mundial, los yakuza comenzaron a obtener mucho poder gracias a la crisis económica de Japón y el control de los mercados ilegales. Además, el propio gobierno utilizó la mafia para amenazar a los invasores extranjeros durante la guerra. Esta nueva posibilidad de “negocio” les otorgó un poder de control sobre los grupos políticos.

Comenzaron a crecer potencialmente a través del tráfico de armas, droga, soborno y asesinatos. Al mismo tiempo, crearon sus propias empresas “encubiertas” por todo el país. Así es como los yakuza se han convertido en una de las mafias más poderosas del mundo. Pero sólo un clan está en la cima de la jerarquía: el Yamaguchi Gumi de Kobe (prefectura de Japón).

Esta organización criminal es una de las más ricas del mundo y cuenta con más de 40.000 miembros activos. En el “2014 tuvo ganancias de más de $6.6 billones de dólares mediante actividades como extorsión, apuestas, prostitución, tráfico de armas y drogas, fraude hipotecario, pornografía y manipulación de licitaciones y de acciones”.

El líder del grupo (kumicho) se llama Shinobu Tsukasa y tiene 73 años de edad. En el 2005 fue encarcelado por posesión ilegal de armas y salió en libertad en el 2011. Hoy en día continúa su mandato dentro de la organización criminal.

marukin_at_sanja_matsuri_2
Imagen de wikipedia.org

¿Todos los crímenes quedaron en la impunidad? Los yakuza no son ilegales y la ley no puede controlarlos debido a su enorme influencia dentro de la política. Como en todas partes del mundo, el ser humano siempre quiere poder. No importa el medio; sólo importa obtenerlo.

Ellos pueden convivir cotidianamente con los ciudadanos porque “a diferencia de mafias de otros países, no cometen delitos como asaltos, asesinatos injustificados, secuestros ni robos a mano armada, etc.”.  No son una amenaza para la sociedad y sus ingresos provienen directamente de sus “empresas” legales. Muchas veces hacen aportes caritativos frente a catástrofes. Por ejemplo, ayudaron con donaciones a los afectados del tsunami de Fukushima en el 2011.

Encontré un libro de imágenes de la mafia japonesa del fotógrafo belga Anton Kusters que se llama “Odo Yakuza Tokyo. Es realmente increíble. Anton consiguió adentrarse al mundo cotidiano de los yakuza durante dos años y publicó un libro que retrata todo este submundo. El fotógrafo describe a los yakuza como un grupo delictivo criminal económico, muy diferente a lo que muestran las películas y medios de comunicación.

Japan, it seems, prefers organised crime to the disorganised alternative”, mejor explicado imposible. Los japoneses son tan organizados que hasta la mafia sigue ciertas “normas” para el bien común. Muy diferente a las sociedades occidentales que viven de manera más “independiente y egoísta”; mientras que las sociedades asiáticas piensan más en el “contexto que las rodea”.

Según el antropólogo Edward T. Hall, “el ego de occidente está compuesto de atribuciones fijas y puede moverse de un contexto a otro sin grandes alteraciones. Pero para los asiáticos, la persona está tan conectada con los demás, que su ego depende del contexto. Si una persona sale de su red social habitual, este individuo literalmente se convierte en otra persona”.

Me dispersé del tema yakuza. Posiblemente tenga que realizar otra nota sobre occidente vs oriente. Mientras tanto seguiré viviendo en mi contexto occidental investigando sobre cultura japanese.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s