Airbnb y Uber, economía colaborativa: amenaza para las corporaciones

¿Cómo es posible que una idea tan sencilla como Airbnb se haya convertido en un negocio valuado en más de U$25 billones de dólares? Las buenas ideas se convierten en grandes emprendimientos; sólo falta tener la valentía y persistencia en alcanzar la meta. Sí, pero hay cantidades enormes de obstáculos durante este trayecto que muchas personas optan por retroceder y regresar al camino seguro.

Internet abre las puertas a la información y a las nuevas economías colaborativas, como Airbnb. ¿Qué es esto? También llamada como “collaborative consumption” o “peer company” es “un sistema que se basa en la colaboración porque ocurre un intercambio voluntario entre personas”.

Sharing economy comenzó a desarrollarse en Estados Unidos gracias a la tecnología (smartphones, app, datos y social media); además, este tipo de trabajo permitió la flexibilidad horaria y un ingreso monetario extra. Es ideal para personas como yo. Tener un ingreso fijo, sin horarios estrictos y mientras tanto hacer lo que uno realmente desea.

imagen1
Imagen de Rachel Botsman

En un principio este tipo de economía se refería a las transacciones online entre open-source comunidades: peer to peer (P2P). “Una red de ordenadores en la que todos o algunos aspectos funcionan sin clientes ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan como iguales entre sí”. Acá no existe ni la democracia, burocracia, aristocracia, monarquía, etc; hay un intercambio directo de información entre los ordenadores conectados. Es decir, igualdad. Debería dejar de aplicar todo a la realidad y sólo investigar hechos, facts!

Captura de pantalla 2016-08-07 a las 9.26.20 p.m.
Imagen de Rachel Botsman

The Sharing Economy relies on the will of the users to share, but in order to make an exchange, users have to be trustworthy and trust each other”. Por supuesto, este tipo de emprendimientos sólo son factibles en países donde “trust” es una de las principales cualidades para hacer negocios.

Captura de pantalla 2016-08-07 a las 9.26.38 p.m.
Imagen de Rachel Botsman

Además, las redes sociales y los e-commerce facilitan las compras “compulsivas”. El problema saber si ese “producto” o “servicio” que ofrecen online cumpla con las expectativas en la realidad. Acá es donde surge la importancia de la “reputación online”.

online-reputation-management
Diagrama de audiencebloom.com

Airbnb y Uber son las empresas más conocidas de sharing economy. Sin embargo, este concepto nació con Napster (servicio de distribución de música), eBay y Craigslist (sitio web de clasificados). La diferencia es que Airbnb y Uber han logrado potenciar sus servicios y convertirse en populares gracias al desarrollo tecnológico.

Airbnb fue fundada en noviembre de 2008 en San Francisco, California. Otra vez, en la ciudad que es la cuna de todos los emprendimientos tecnológicos. ¿Por qué será? Tendré que hacer otra investigación al respecto. Hoy en día esta compañía está valuada por más de U$25 billones de dólares; es decir, vale más que toda la cadena de hoteles Hyatt.

the-airbnb-formula-by-jihad-kawas-on-mockupd

Uber también fue creada en la misma ciudad que Airbnb, pero un año más tarde. La diferencia radica en que esta empresa “proporciona a sus clientes una red de transporte privado, a través de su software de app, que conecta los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio, los cuales ofrecen un servicio de transporte a particulares”.

Simplicidad y personalización, dos características que sobresalen de ambas sharing economy. Las grandes y arcaicas empresas tienen miedo. Airbnb y Uber ofrecen los servicios más baratos, más fáciles y de manera más moderna.

Pero, como en todo negocio que involucra DINERO, siempre hay problemas. Airbnb está en constante batalla contra las estrictas regulaciones de los países. Además, ha tenido muchos percances sobre crímenes ocurridos durante las estadías.

Uber is reluctant to face regulations that apply to taxis, while Airbnb makes a mockery of zoning laws. It’s easy to make fun of the municipal regulations that apply to transport and hotels”.

Por esta razón, Airbnb ha cambiado varias veces los términos y condiciones de los “contratos online”. Hoy en día cuenta con una garantía para los anfitriones que le otorga protección por “pérdidas o daños causados por el vandalismo”. También, tienen atención al cliente las 24 horas para revisar actividades sospechosas.

A pesar de estos problemas, la compañía sigue creciendo y en la actualidad cuenta con más de 2 millones de propiedades en alquiler en cerca de 34.000 ciudades en 192 países.

Airbnb-scale

Por otro lado, Uber aún continúa en batalla en varios países donde los taxistas locales piden la prohibición del servicio porque no cumple con las regulaciones correctas y son una amenaza para ellos. Cuando la compañía lanza su plataforma en Argentina en abril de 2016, miles de taxistas realizaron una manifestación masiva para expulsarlos. Aún así, Uber sigue creciendo en todas partes del mundo; generando más confianza que un taxi.

Wonderful world of collaborative consumption. Enabling us to match wants with haves, in more democratic ways”, expresa la economista estadounidense Rachel Botsman en esta TEDtalk.

Una de las claves de éxito de estas compañías ha sido la forma de crear una “reputación” confiable de los anfitriones hacia los huéspedes y viceversa. “Virtual trust will transform the way we trust one another face to face”. La estrategia es generar una red de conexiones virtuales con recomendaciones, puntajes y comentarios. De esta manera, la gente confía más en alquilar un determinado departamento en Airbnb al leer los reviews&comments de los huéspedes.

The real magic and the secret source behind collaborative consumption markets like Airbnb isn’t the inventory or the money. It’s using the power of technology to build trust among strangers”.

Captura de pantalla 2016-08-07 a las 9.27.19 p.m.
Imagen de Rachel Botsman

Lo que más me gusta de estas dos compañías es la oportunidad que le ofrece a la personas normales para convertirse en micro-emprendedores y competir contra grandes empresas corporativas. Cualquiera, dentro de este mundo lleno de empresas, puede convertirse en competencia sin necesidad de pasar 40 años esclavo de una misma compañía para alcanzar aquel anhelado puesto. Sólo basta con tener una cuenta, una buena reputación digital, ser propietario de una vivienda y cumplir con las “normas” de Airbnb.

Las arcaicas compañías tiemblan porque deberán comenzar a replantear su modelo de negocio para ofrecer nuevas “ventajas” frente a sus nuevos competidores. Eliminemos aquel “prototipo” cultural que representa un “puesto de trabajo” en una compañía estable es sinónimo de estabilidad económica. Las nuevas tecnologías permiten generar micro-emprendimientos que encajan más con el nuevo estilo de vida: desde cualquier parte del mundo, en cualquier horario, sin ser “esclavos” de una empresa, sin depender de miles de jefes y jerarquías burocráticas.

nomad_entrepreneur_two_getty_800_0

Today, the stuff that matters in life is no longer stuff. It’s other people. It’s relationships. It’s experience”, expresa Brian Chesky, CEO de Airbnb.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s