Realidad mágica de Haruki Murakami

¿Por qué es tan popular Murakami? Debo admitir que yo caí en el marketing y soy fanática de todos sus libros. Tiene una simpleza en su redacción al involucrarnos en las historias de los personajes y, de alguna forma, siento que estoy paseando en Japón en todos sus libros. De lejos, parecen simples novelas, pero conociendo un poco más sus obras-no populares, Murakami transforma las realidades de las historias en algo totalmente incoherente, ficticio y mágico.

“I’m a kind of outcast of the Japanese literary world. I have my own readers … But critics, writers, many of them don’t like me”, expresa el escritor. Murakami no lee literatura japonesa. Sin embargo, por más que trate de catalogarse como un no-japonés, en su manera de escribir está intrínsecamente la esencia nipona. Los personajes reflejan las costumbres culturales y las temáticas tratan siempre sobre tristeza, angustia y soledad; principales características de la literatura nipona.

Haruki Murakami
Imagen de gastv.mx
Haruki nació en la hermosa y tradicional ciudad de Kyoto, pero luego se traslada a Kobe. Kobe es conocida por ser un puerto internacional y multicultural lleno de extranjeros de todas partes del mundo. Acá es donde Murakami obtuvo toda su influencia cultural occidental; especialmente en la música y la literatura. Al leer sus libros uno escucha todo el tiempo “jazz” en la mente.

Luego de graduarse en literatura y teatro griego en la Universidad de Waseda, conoce a su primera esposa y abre su bar de jazz Peter Cat en Tokyo. Después de varios años trabajando en el bar, decide vender todo y dedicarse a escribir libros.

tumblr_mop7z9ieYk1sso8bjo1_1280
Bar Peter Cat en Tokyo
Murakami es bilingüe y esto lo ha ayudado a destacarse en el mundo del marketing literario fuera de Japón. Hay muchos escritores nipones que no son tan populares como él, pero sobresalen dentro del país. Banana Yoshimoto (mi preferida), Yukio Mishima (destacable personaje de la cultura nipona, profundo seguidor de los Samuráis, fue gay y se realizó harakiri), Kenzaburo Oe, Yasunari Kawabata, etc. La mayoría de ellos sólo escribe/escribió en japonés.

Los nipones critican a Murakami y lo acusan de batakusai バタくさい (apestar a mantequilla); es decir, de estar demasiado americanizado”. Puede ser, pero hay mucha esencia cultural nipona en sus historias. Las reflexiones, sensaciones y sentimientos son escritas a través de la mente minimalista de un japonés; al mismo tiempo, transforma todo este mundo “real” en algo onírico y mágico proveniente de sus influencias occidentales.

Esto se conoce como realismo mágico: “una corriente que queda totalmente caracterizada con la ruptura de los límites entre realidad y ficción. Acá aparece Gabriel García Márquez, mi autor preferido de mi segundo hogar: Colombia. Desde el colegio en Bogotá aprendí el significado de la literatura mágica, aquella mezcla entre la realidad con la fantasía, donde las historias y los personajes pueden atravesar mundos paralelos. Gabo se merece una nota aparte, así que no ahondaré en su vida en este artículo.

gabriel-garcia-marquez
Fotografía de Javerianaestereo.com
“El realismo mágico, es la contaminación mágica, la cual consiste en dar un salto cualitativo en la mirada hacia la realidad”. Esto es lo que hace Murakami en la mayoría de sus libros, nos presenta una escena cotidiana y de repente la transforma en un hecho fantástico. “Murakami despega de nuestro mundo y, sin abandonarlo nunca del todo, lo tergiversa, creando uno nuevo en el que predominan lo ambiguo y lo inexplicable”.

Lo onírico se vuelve real en sus historias. En Kafka en la Orilla, el protagonista Nakata habla con los gatos. En After Dark, una de las chicas es abducida por un televisor mientras duerme. En 1Q84 hay una desconexión entre la realidad de Tokyo y un mundo alternativo que tiene dos lunas. Esta ciudad paralela está gobernada por la Little People, pequeñas personas.  En El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, el protagonista pierde su sombra y trabaja leyendo recuerdos encerrados en los cráneos de los unicornios.

Su libro más conocido y popular, Tokyo Blues (Norwegian Wood), es muy diferente a este mundo mágico. Es una típica novela japonesa donde sobresale la soledad, tristeza, angustia, pérdida de seres queridos; muy japonés. Hay una película sobre este libro:

Prefiero al otro Murakami, el irreal e incoherente. Ahí es donde encontré la razón por la cual sus libros son tan atractivos. Al principio los personajes parecen personas normales que viven en una cotidianidad aburrida, como nosotros. Un álbum musical que escuchamos muchas veces hasta hastiarnos. Pero a medida que van transcurriendo sus historias, Murakami los traslada a un lugar desconocido, extraño y mágico. Rompe con sus rutinas, cambia la realidad y la vuelve ambigua llena de contradicciones.

“Es inevitable empatizar con su sorpresa ante la facilidad con que se pierde el control de la propia vida y se destruye todo lo que considerábamos sólido y estable.

Por eso me gusta Murakami, porque destruye todas aquellas preconcepciones sociales implícitas que nos establece la sociedad para llevarnos a un realismo mágico donde los protagonistas hablan con los gatos, hay dos lunas y somos gobernados por la little people.

two-moons

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s