Samuráis: mujeres, homosexualidad y pederastia

El camino hacia temáticas japonesas me ha beneficiado más que el mundo geek. Así que continuaré escribiendo sobre esto. Cuando me gradué de la universidad hice una tesis muy larga sobre la figura del Samurái en producciones audiovisuales. Investigué tanto sobre el tema, que quedé hastiada.

Después de muchos años, vuelvo a retomar mi investigación; pero descubriendo otras historias ocultas como la homosexualidad de los Samuráis y el papel de las mujeres guerreras.

samurai_with_sword
Imagen de Wikipedia

¿Qué es un Samurái 侍? El verdadero significado de esta palabra es “el que sirve” a la élite japonesa. A principios del siglo X, Japón estaba conformado por reinos y tierras como un feudalismo. Los Samuráis se encargaban de proteger estos reinos de los enemigos y jurar lealtad a su señor feudal (大名 daimyō).

A finales del siglo XII la figura del Samurái comienza a tomar poder cuando se implementa un nuevo gobierno militar bajo el mando de un shogún. Muchas beneficios fueron otorgados a los Samuráis porque se convirten en los protagonistas principales de las guerras contra las invasiones extranjeras (Kublai Khan).

kamikaze-struck-during-the-second-mongol-invasion-of-japan.jpg
Imagen de annoyzview.wordpress.org

“Este periodo de la historia de Japón es conocido como período Sengoku (戦国時代, Sengoku jidai) o «periodo de estados en guerra». Es precisamente bajo este clima de inestabilidad y conflictos armados, en que los Samuráis tienen su mayor participación.

El apogeo de los guerreros termina cuando la paz se estabiliza en el país y el gobierno comienza a quitarles el estatus social que habían alcanzado. Este periodo se denominó como época Edo (江戸時代, Edo jidai). Durante 200 años, Japón estuvo cerrada frente a la influencia extranjera; por lo tanto, los Samuráis pierden sus trabajos.

Muchos de ellos se convirtieron en rōnin (浪人, «hombre ola»); es decir, vagabundos. Acá nace la historia del anime Rurouni Kenshin, Samurái X; una de mis series preferidas y fuente de inspiración para realizar mi tesis de grado.

722c3156532517d9af8fcb424d797af9
Imagen de sosgamers.com

Cuando Japón abre sus puertas al exterior durante la restauración Meiji, las armas y el entrenamiento extranjero comienzan a ser parte del ejército nipón. Las tradiciones de los Samuráis comienzan a perderse, y las hermosas katanas son reemplazadas por pistolas.

“Los samuráis no utilizaban ningún escudo para su protección, dado que la katana era un arma defensiva y ofensiva al mismo tiempo”.

Los guerreros tenían muchas tradiciones que aún perduran en la cultura japonesa actual. El Bushido (武士道, Camino del guerrero) era su guía para lograr el equilibrio mental frente a la atrocidades que vivían durante la guerra y la muerte.

7-principios-del-bushido
Siete principios básicos del Bushido

También, practicaban el budismo Zen para encontrar la salvación a través de la meditación. “Dado que el objetivo final de esta filosofía es buscar la armonía espiritual, la cual lleva a un «fluir entre la vida y la muerte», muchos guerreros se sintieron identificados y atraídos hacia ella.

Este conocimiento era aplicado al desarrollo físico en las artes marciales, bujutsu (武術 método, arte o técnica). En Japón, la mayoría de los aspectos culturales nacen desde la espiritualidad de la mente. Es por esto que los nipones aprenden desde pequeños la destreza de tener paciencia y persistencia.

Los Samuráis solían cometer seppuku o harakiri por lealtad a su señor. “El corte del vientre es el suicidio ritual japonés por desentrañamiento que se realizaba de forma voluntaria para morir con honor en lugar de caer en manos del enemigo y ser torturado”.

Este suicidio era visto por la sociedad como un ritual de gran respeto y admiración. Miles de ellos preferían morir por honor, que seguir vivos. Este aspecto aún continúa vigente en la cultura japonesa; existen muchos casos de presidentes de compañías importantes que deciden renunciar luego de algún “escándalo” mediático y evitar la “vergüenza” pública.

Seppuku.jpg
Imagen de Wikipedia.org

Investigando más allá de las fechas y guerras históricas, encontré algo bastante interesante que las producciones audiovisuales nunca muestran. La homosexualidad de los Samuráis, el Shudō (衆道 shudō).  “Fue una tradición japonesa de homosexualidad estructurada por la edad, prevalente en la sociedad Samurái desde su periodo medieval hasta el fin del siglo XIX”.

Así es, los Samuráis solían practicar la pederastia donde había una parte activa (llamado nenja) que era mayor de edad; y otra parte pasiva (llamado chigo o wakashu), generalmente era un aprendiz joven. Algunos dramas japoneses históricos de Samuráis muestran este tipo de relaciones entre hombres. Sin embargo, la mayoría de producciones audiovisuales de este género (chanbara チャンバラ) como Akira Kurosawa reflejan al guerrero nipón como una persona dura y fuerte; sin rastros de homosexualidad.

samurai.1.jpg

Las raíces de la homosexualidad en el Japón se remontan en los primeros libros como el Kojiki (el libro más viejo) y el Nihon Shoki. El amor entre dos hombres era considerado algo normal por la sociedad y nunca fue restringido hasta que comenzaron a tener contacto con el occidente homofóbico católico y protestante.

Otro aspecto oculto dentro de la historia Samurái son las guerreras mujeres que existieron pero nunca fueron mencionadas en los registros. Llamadas como Onna-bugeisha (女武芸者 mujer samurái) eran un reducido grupo de esposas, hijas y hermanas de Samuráis que desarrollaron actividades bélicas en la época feudal de Japón.

nakano-takeko
Takeko Nakano

Estas mujeres guerreras también practicaban artes marciales, utilizaban la naginata (lanza de hoja curva), el arco y las flechas. Además, tenían su propio ritual similar al seppuku llamado jigai en el cual se cortaban la garganta.

Encontré a una de las mujeres guerreras más famosas de la historia japonesa Tomoe Gozen. Nació durante el periodo de guerras y perteneció a una familia de Samuráis donde fue entrenada para combatir y proteger a su familia.

1e72aeeeb109cd1f3950ed2691004469
Tomoe Gozen

También encontré un hermoso documental sobre Samurái Warrior Queen, realizado por el Smithsonian Channel, cuenta la historia de Takeko Nakano, una guerrera perteneciente al Clan Aizu. A los 16 años Takeko ya era maestra del arte de la nanigata y combate contra miles de soldados del emperador para defender a su familia.

Tras un mes de invasiones por parte del ejército del emperador, Takeko muere a manos de un soldado y el castillo de los Aizu es invadido. Lo increíble es que dentro del castillo habían más de 200 cadáveres de mujeres guerreras que se suicidaron antes de caer en manos del enemigo.

“Entre todos los famosos guerreros, aunque nunca osaría contarme entre ellos, comparto el mismo corazón valeroso”, poema mortuorio de Takeko.

La historia siempre nos muestra los prejuicios ocultos y desconocidos por la sociedad. A veces, las cosas más interesantes se descubren después quitar todas las capas “superficiales” de las preconcepciones sociales.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s